A la hora de montar un negocio, como puede ser una web de viajes, es importante estar al día sobre las novedades de tu sector. Saber, qué se está haciendo, cuáles son las tendencias o de qué se está hablando te permitirá crear una estrategia acorde a las demandas del mercado. Uno de esos conceptos que más fuerza ha cogido en los últimos años en el sector, es el de turismo sostenible, del que queremos hablarte a continuación.

El sector turístico aporta un 10,4% del PIB a la economía mundial, según datos de World Travel & Tourism Council (WTTC). Es cierto que el turismo trae importantes beneficios a las zonas en las que se desarrolla: creando puestos de trabajo, estimulando el comercio, favoreciendo el desarrollo social o rompiendo barreras lingüísticas y culturales. Sin embargo, el crecimiento descontrolado que se ha venido dando en los últimos años, está provocando ciertos daños que es necesario paliar.

En el año 2017, año que coincidió con el Año Internacional del Turismo Sostenible, se alcanzó la cifra récord de 1.322 millones de turistas según el último Barómetro de la Organización Mundial del Turismo (OMT), cifras que han seguido aumentando en el primer semestre de 2018, con un crecimiento del 6% respecto al año anterior. Pero la popularidad de unos destinos sobre otros, ha generado una masificación turística de los mismo, que a su vez, está dando lugar a serios desequilibrios: la degradación del patrimonio artístico, la contaminación de las reservas naturales, desigualdades en el desarrollo económico o hacinamiento hotelero.

Ante este panorama, se recurre al turismo sostenible para luchar contra estos desequilibrios.

¿Qué es y en qué consiste el turismo sostenible?

La OMT define el turismo sostenible como: “El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.

Esto incluye todas aquellas actividades turísticas que respetan el medio ambiente, la cultura, los valores y la sociedad sobre la que actúan, teniendo en cuenta las repercusiones actuales y futuras que puedan tener y a la vez siendo económicamente viables.

El objetivo de estas prácticas es sensibilizar y convencer sobre la necesidad de potenciar este tipo de turismo para preservar el medio ambiente y el patrimonio sociocultural, y así, modificar los hábitos de los turistas y las políticas y prácticas empresariales que actualmente se están llevando a cabo en el sector.

Ejemplos de turismo sostenible para tener en cuenta en tu agencia de viajes online.

Existen multitud de destinos y empresas que ya están empezando a implementar acciones en favor del turismo sostenible, hoteles que buscan el menor impacto medioambiental, políticas en favor de un desarrollo igualitario o empresas que modifican sus modelos de gestión para reducir la contaminación. A continuación te contamos algunos ejemplos de destinos y empresas eco friendly.

Guijón

En 2013 la ciudad de Gijón recibió el certificado “Biosphere World Urban Destination”, por el Instituto de Turismo Responsable (ITR) y avalado por la UNESCO gracias a un modelo turístico que, apuesta por la sostenibilidad, la calidad y la satisfacción del visitante.

Los diferentes proyectos que se han ido implementando desde 2012 pretenden integrar bajo un mismo modelo, medidas que hagan frente a los distintos retos medioambientales, económicos, sociales y culturales. Destacan algunos como el “Plan de Acción de Energía Sostenible”, que busca reducir las emisiones de CO2 mediante la implantación de energías renovables, el “Plan de Movilidad” cuyo fin es descongestionar la ciudad, mejorar la accesibilidad y recuperar los espacios públicos, o el Acuerdo “Gijón Crece” que busca impulsar el talento, diversificar la actividad económica y mejorar la empleabilidad.

Eslovenia

Con un 60% de su superficie cubierta de árboles, más de 22.000 especies de animales y plantas y aguas limpias y cristalinas, Eslovenia es uno de los países con mayor biodiversidad del mundo. Además, sus buenas prácticas en materia medioambiental han llevado un 36% de su superficie a estar incluida en la Red Natura 2000.

¿Su secreto? El fuerte apoyo institucional hacia este tipo de acciones. El Patronato de Turismo tiene un programa de desarrollo y protección de destinos verdes en el que actualmente se encuentran más de 350 lugares de conservación, lo que hacen de este país uno de los más naturales de Europa.

Islas Seychelles

La mayoría de sus 115 islas fueron vendidas a distintas compañías turísticas, como la empresa eco-friendly Wilderness Safaris. Esta empresa compró la Isla Norte, que en aquel entonces se encontraba habitada por especies invasoras y apenas conservaba su fauna y su flora autóctona. Decidieron construir distintos resorts de lujo, respetuoso con el medio ambiente y perfectamente integrados en el paisaje de las islas. Con sus beneficios, comenzaron a restaurar el hábitat de la isla: acabaron con las especies invasoras y reintrodujeron plantas autóctonas que hicieron que animales como las tortugas gigantes regresaran a la isla.

Red Nacional de Paradores

Desde su creación en 1928, la Red Nacional de Paradores  ha perseguido tres objetivos: recuperar y mantener el patrimonio histórico-artístico, dinamizar turística y económicamente las zonas en las que se localizan y servir como ejemplo de turismo de calidad internacionalmente. Desde entonces se ha venido identificando con el turismo sostenible y acaba de firmar un contrato con Endesa para utilizar energía 100% renovable en todos sus establecimientos.

Con más de 77 paradores certificados medioambientalmente, no solo ofrece productos y servicios respetuosos con el entorno, sino que, además, realiza diferentes campañas de sensibilización medioambiental colabora con empresas eco-friendly y promociona la cultura y tradición de las zonas en las que se encuentran sus establecimientos.

Compartir: